15 de Mayo de 2020

ALOPECIA ANDROGENETICA Y GRAVEDAD DE LA INFECCION POR COVID-19

 

En medio de la pandemia por COVID-19, los informes epidemiológicos han revelado una baja tasa desproporcionada de casos graves entre las mujeres adultas en comparación con los hombres adultos, 42% y 58%, respectivamente[1] sin que hasta el momento se haya dilucidado el por qué de la mayor prevalencia de la infección grave por COVID-19 en hombres adultos.

Las muertes en la pandemia por COVID-19 son raras antes de la adrenarquia/pubertad (<10 años de edad), y la vulnerabilidad de los hombres a la enfermedad grave se ha informado constantemente durante los últimos meses de la pandemia[2].

En los recién nacidos, se sabe desde hace tiempo que los bebés varones son más susceptibles al síndrome de dificultad respiratoria[3] y tienen menos probabilidades de responder a la terapia prenatal con glucocorticoides para protegerse contra la dificultad respiratoria[4]. La dificultad respiratoria está íntimamente ligada a la producción de surfactante pulmonar[5]. 

En estudios con animales, se demostró que el dimorfismo sexual en la producción de surfactante pulmonar fetal está influenciado por el andrógeno receptor (AR)[6].  Por ejemplo, en conejos, se demostró que la dihidrotestosterona inhibe la producción de surfactante pulmonar fetal tanto en machos como en hembras, mientras que se demostró que un antiandrógeno, Flutamida, elimina el dimorfismo sexual en la producción de surfactante.   La expresión de AR es baja antes de la maduración puberal y puede contribuir a la baja incidencia de infección grave por COVID-19 en niños[7][8][9]. De igual manera, la tasa más baja de infección grave por COVID ‐ 19 en pacientes femeninas puede atribuirse a una menor expresión de AR[10][11].

El primer paso biológico requerido para la infectividad potencial del coronavirus 2 del SARS-CoV-2 es el cebado de las proteínas de la espiga por la proteasa transmembrana serina 2 (TMPRSS2). Aunque se han descrito otras proteasas para activar los picos in vitro, solo la actividad TMPRSS2 se considera esencial para la propagación viral y la patogénesis en los huéspedes infectados.  TMPRSS2 también puede escindir la enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2) para la entrada viral aumentada[12]. La actividad del receptor de andrógenos se ha considerado un requisito para la transcripción del gen TMPRSS2 porque hasta la fecha no se ha descrito ningún otro promotor de este gen conocido en humanos[13][14].

El gen TMPRSS2 humano tiene un elemento de respuesta a andrógenos de 15 pb y en humanos, los andrógenos son los únicos promotores de transcripción conocidos para el gen TMPRSS2. En un estudio de células de cáncer de próstata estimuladas por andrógenos (LNCaP), el aumento de la expresión de ARNm de TMPRSS2 estuvo mediado por el receptor de andrógenos.  Además, el receptor ACE2, también crítico para la infectividad viral del SARS-CoV-2, se ve afectado por las hormonas sexuales masculinas con una mayor actividad en los hombres.

Se encuentran pruebas adicionales de la posible implicación de los andrógenos en la gravedad de la infección por COVID-19 en el mecanismo molecular requerido para la infectividad del SARS-CoV-2, que es parte de la familia de coronavirus, incluidos SARS ‐ CoV ‐ 1 y MERS ‐ CoV. El coronavirus infecta predominantemente los neumocitos tipo II en el pulmón humano[15]. Anteriormente, se demostró que la entrada de SARS-CoV-2 en células depende del cebado de una proteína de la superficie de la espiga viral por la proteasa transmembrana serina 2 (TMPRSS2) presente en el huésped[16][17]. En los neumocitos tipo II, la expresión de TMPRSS2 se asocia con un aumento en la expresión de AR[18], conectando específicamente la expresión de AR con el SARS-CoV-2, debido al promotor del gen TMPRSS2 regulado por AR[19]. Además, la enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2) ha sido reconocida como la molécula de unión a la proteína de la superficie de la espiga viral, por lo que se denomina "receptor de SARS-CoV-2"[20]. Curiosamente, se ha demostrado que ACE2 tiene una actividad reducida por la disminución de las hormonas androgénicas posiblemente por la disminución de la expresión de ACE2[21].

La vulnerabilidad masculina puede aumentar aún más por la herencia ligada al cromosoma X de polimorfismos genéticos (los receptores de andrógenos y los loci de genes ACE2 se encuentran en el cromosoma X). Teóricamente, el fenotipo hiperandrogénico podría correlacionarse con el aumento de la carga viral de COVID-19, el aumento de la diseminación viral y la gravedad de la afectación pulmonar[22].

La alopecia androgenética (AGA), a menudo denominada pérdida de cabello de patrón masculino, es la forma más común de pérdida de cabello entre los hombres[23]. El desarrollo de la alopecia androgenética está mediado por andrógenos y depende de las variantes genéticas que se encuentran en el gen del receptor de andrógenos ubicado en el cromosoma X. Se presume que los hombres con AGA tienen más probabilidades de ser hospitalizados por complicaciones COVID-19 en comparación con los controles.

Para explorar esta asociación potencial, se ha realizado en España[24] un estudio observacional preliminar de la prevalencia de pacientes con AGA entre pacientes hospitalizados con COVID-19 en dos hospitales terciarios españoles entre el 23 de marzo y el 6 de abril de 2020, el diagnóstico de AGA fue realizado clínicamente por un dermatólogo. En total, se analizaron 41 varones caucásicos ingresados ​​en los hospitales con diagnóstico de neumonía bilateral por SARS-CoV-2. La edad media de los pacientes fue de 58 años (rango 23-79). Entre ellos, 29 (71%) fueron diagnosticados con AGA clínicamente significativo (escala de Hamilton-Norwood superior a 2) y 12 (29%) tenían signos relevantes clínicamente irrelevantes de AGA (escala de Hamilton-Norwood 1 o 2). 16 (39%), se clasificaron como AGA grave (escala Hamilton-Norwood 4‐7). Se desconoce la prevalencia precisa de AGA entre los varones caucásicos españoles que por lo demás son sanos; sin embargo, según la literatura publicada[25][26].La prevalencia esperada de una población caucásica similar por edad es aproximadamente del 31% al 53%.  Si el AGA se confirma como un factor de riesgo para una mayor gravedad de la infección por COVID-19, entonces podríamos plantear la hipótesis de que la terapia antiandrógena puede reducir el riesgo de desarrollar síntomas graves después de la infección por COVID-19, de manera que si se confirma dicha asociación, los antiandrógenos podrían evaluarse como un tratamiento potencial para la infección por COVID-19.

Todavía se requieren estudios para obtener conclusiones epidemiológicas. Reconocer la importancia de los andrógenos durante la pandemia de COVID-19 puede ofrecer otra terapia dirigida para los ensayos, con supresión de andrógenos para reducir la vulnerabilidad del huésped cuando el riesgo de infección es alto[27].

 

[1] Guan WJ, Ni ZY, Hu Y, Liang WH, Ou CQ, et al. Clinical characteristics of coronavirus disease 2019 in China. N Engl J Med. 2020; [Epub ahead of print on February 28, 2020].

[2] Shi Y, Yu X, Zhao H, Wang H, Zhao R, Sheng J. Host susceptibility to severe COVID-19 and establishment of a host risk score: findings of 487 cases outside Wuhan. Crit Care. 2020 Mar 18;24(1):108.

[3] Torday JS, Nielsen HC, Fencl Mde M, Avery ME. Sex differences in fetal lung maturation. Am Rev Respir Dis. 1981; 123(2): 205‐ 208.

[4] Nielsen HC, Zinman HM, Torday JS. Dihydrotestosterone inhibits fetal rabbit pulmonary surfactant production. J Clin Invest. 1982; 69(3): 611‐ 616.

[5] Hartshorn KL, Crouch EC, White MR, et al. Evidence for a protective role of pulmonary surfactant protein D (SP‐D) against influenza a viruses. J Clin Invest. 1994; 94(1): 311‐ 319.

[6] Nielsen HC. Androgen receptors influence the production of pulmonary surfactant in the testicular feminization mouse fetus. J Clin Invest. 1985; 76(1): 177‐ 181.

[7] Roehrborn CG, Lange JL, George FW, Wilson JD. Changes in amount and intracellular distribution of androgen receptor in human foreskin as a function of age. J Clin Invest. 1987; 79(1): 44‐ 47.

[8] Seleit I, Bakry OA, El Repey HS, Ali R. Intrinsic versus extrinsic aging: a histopathological, morphometric and Immunohistochemical study of estrogen receptor β and androgen receptor. Skin Pharmacol Physiol. 2016; 29(4): 178‐ 189.

[9] Kashon ML, Hayes MJ, Shek PP, Sisk CL. Regulation of brain androgen receptor immunoreactivity by androgen in Prepubertal male ferrets. Biol Reprod. 1995; 52(5): 1198‐ 1205.

[10] McCrohon JA, Death AK, Nakhla S, et al. Androgen receptor expression is greater in macrophages from male than from female donors. A sex difference with implications for atherogenesis. Circulation. 2000; 101(3): 224‐ 226.

[11] Sawaya ME, Price VH. Different levels of 5alpha‐reductase type I and II, aromatase, and androgen receptor in hair follicles of women and men with androgenetic alopecia. J Invest Dermatol. 1997; 109(3): 296‐ 300.

[12] Heurich, A., Hofmann-Winkler, H., Gierer, S., Liepold, T., Jahn, O., & Pöhlmann, S. (2014). TMPRSS2 and ADAM17 cleave ACE2 differentially and only proteolysis by TMPRSS2 augments entry driven by the severe acute respiratory syndrome coronavirus spike protein. Journal of virology, 88(2), 1293–1307.

[13] Lucas JM, Heinlein C, Kim T, Hernandez SA, Malik MS, True LD, Morrissey C, Corey E, Montgomery B, Mostaghel E, Clegg N, Coleman I, Brown CM, Schneider EL, Craik C, Simon JA, Bedalov A, Nelson PS. The androgen-regulated protease TMPRSS2 activates a proteolytic cascade involving components of the tumor microenvironment and promotes prostate cancer metastasis. Cancer Discov. 2014 Nov;4(11):1310-25.

[14]https://www.ncbi.nlm.nih.gov/gene/7113

[15] Shieh WJ, Hsiao CH, Paddock CD, et al. Immunohistochemical, in situ hybridization, and ultrastructural localization of SARS‐associated coronavirus in lung of a fatal case of severe acute respiratory syndrome in Taiwan. Hum Pathol. 2005; 36(3): 303‐ 309.

[16] Glowacka I, Bertram S, Müller MA, Allen P, Soilleux E, et al. Evidence that TMPRSS2 activates the severe acute respiratory syndrome coronavirus spike protein for membrane fusion and reduces viral control by the humoral immune response. J Virol. 2011; 85(9): 4122‐ 4134.

[17] Hoffmann M, Kleine‐Weber H, Schroeder S, Krüger N, Herrler T, et al. SARS‐CoV‐2 cell entry depends on ACE2 and TMPRSS2 and is blocked by a clinically proven protease inhibitor. Cell. 2020; [Epub ahead of print].

[18] Mikkonen L, Pihlajamaa P, Sahu B, Zhang FP, Jänne OA. Androgen Receptor and Androgen‐Dependent Gene Expression in Lung. Mol Cell Endocrinol. 2010; 317(1–2): 14‐ 24.

[19] Lin B, Ferguson C, White JT, Wang S, Vessella R, True LD, et al. Prostate‐localized and androgen‐regulated expression of the membrane‐bound serine protease TMPRSS2. Cancer Res 1999; 59: 4180– 4184.

[20] Qiu Y, Zhao Y‐B, Wang Q, et al. Predicting the angiotensin converting enzyme 2 (ACE2) utilizing capability as the receptor of SARS‐CoV‐2. Microbes Infect. 2020; S1286-4579(20)30049-6.

[21] Dalpiaz PLM, Lamas AZ, Caliman IF, et al. Sex hormones promote opposite effects on ACE and ACE2 activity, hypertrophy and cardiac contractility in spontaneously hypertensive rats. PLoS One. 2015; 10(5):e0127515.

[22] Wambier CG, Goren A. Severe acute respiratory syndrome coronavirus 2 (SARS-CoV-2) infection is likely to be androgen mediated. J Am Acad Dermatol. 2020 Apr 10:S0190-9622(20)30608-3.

[23] Gan DCC, Sinclair RD. Prevalence of male and female pattern hair loss in Maryborough. J Investig Dermatol Symp Proc. 2005; 10(3): 184‐ 189.

[24] Goren A, Vaño-Galván S, Wambier CG, McCoy J, Gomez-Zubiaur A, Moreno-Arrones OM, Shapiro J, Sinclair RD, Gold MH, Kovacevic M, Mesinkovska NA, Goldust M, Washenik K. A preliminary observation: Male pattern hair loss among hospitalized  COVID-19 patients in Spain - A potential clue to the role of androgens in COVID-19 severity. J Cosmet Dermatol. 2020 Apr 16.

[25] Hamilton JB. Patterned loss of hair in man: types and incidence. Ann N Y Acad Sci. 1951; 53: 708‐ 728.

[26] Severi G, Sinclair R, Hopper JL, et al. Androgenetic alopecia in men aged 40–69 years: prevalence and risk factors. Br J Dermatol. 2003; 149(6): 1207‐ 1213.

[27] Goren A, McCoy J, Wambier CG, Vano-Galvan S, Shapiro J, Dhurat R, Washenik K,  Lotti T. What does androgenetic alopecia have to do with COVID-19? An insight into a potential new therapy. Dermatol Ther. 2020 Apr 1:e13365.

ACTUALIZACION DE PAUTAS EN EMPRESAS FRENTE A COVID-19

 

1 de abril de 2020

 

TRANSMISION DE COVID-19

Las infecciones respiratorias pueden transmitirse a través de gotitas de diferentes tamaños: cuando las partículas de gotitas tienen> 5-10 μm de diámetro, se denominan gotitas respiratorias, y cuando tienen <5 μm de diámetro, se denominan núcleos de gotitas[1]. Según la evidencia actual, el virus COVID-19 se transmite principalmente entre personas a través de gotitas respiratorias y rutas de contacto[2][3][4][5][6][7]. En un análisis de 75.465 casos de COVID-19 en China, no se informó la transmisión aérea[8].  La transmisión de gotitas ocurre cuando una persona está en contacto cercano (dentro de 1 m) con alguien que tiene síntomas respiratorios (por ejemplo, tos o estornudos) y, por lo tanto, corre el riesgo de tener sus mucosas (boca y nariz) o conjuntiva (ojos) expuesto a gotitas respiratorias potencialmente infecciosas. La transmisión también puede ocurrir a través de fómites en el entorno inmediato alrededor de la persona infectada. Por lo tanto, la transmisión del virus COVID-19 puede ocurrir por contacto directo con personas infectadas y contacto indirecto con superficies en el entorno inmediato o con objetos utilizados por la persona infectada.  La transmisión por el aire es diferente de la transmisión de gotas, ya que generalmente se consideran partículas de <5 μm de diámetro que pueden permanecer en el aire durante largos períodos de tiempo y transmitirse a otros a distancias superiores a 1 m.

Existe alguna evidencia de que la infección por COVID-19 puede provocar infección intestinal y estar presente en las heces. Sin embargo, hasta la fecha solo un estudio ha cultivado el virus COVID-19 de una sola muestra de heces[9]. Hasta la fecha no se han recibido informes de transmisión fecal-oral del virus COVID-19.

Hasta la fecha, algunas publicaciones científicas proporcionan evidencia inicial sobre si el virus COVID-19 se puede detectar en el aire y, por lo tanto, algunos medios de comunicación han sugerido que ha habido transmisión por el aire. Estos hallazgos iniciales deben interpretarse con cuidado. Hay informes de entornos en los que se han admitido pacientes con COVID-19 sintomáticos y en los que no se detectó ARN de COVID-19 en muestras de aire[10][11]. La OMS conoce otros estudios que han evaluado la presencia de ARN de COVID-19 en muestras de aire, pero que aún no se han publicado en revistas revisadas por pares. Es importante tener en cuenta que la detección de ARN en muestras ambientales basadas en ensayos basados ​​en PCR no es indicativa de virus viables que puedan ser transmisibles. Se necesitan más estudios para determinar si es posible detectar el virus COVID-19 en muestras de aire de habitaciones donde no hay procedimientos que generen aerosoles en curso. A medida que surgen pruebas, es importante saber si se encuentra un virus viable y qué papel puede desempeñar en la transmisión.

Sobre la base de la evidencia disponible, incluidas las publicaciones recientes mencionadas anteriormente, la OMS continúa recomendando precauciones de contacto con gotas y objetos de infectados con COVID-19[12]. La OMS continúa recomendando precauciones en el aire para las circunstancias y entornos en los que se realizan procedimientos de generación de aerosoles, de acuerdo con la evaluación de riesgos[13].

IMPACTO DE COVID-19 EN ESPAÑA

Un informe del Imperial College[14] utiliza un modelo jerárquico bayesiano semi-mecanicista para intentar inferir el impacto de las intervenciones sobre la pandemia de COVID-19 en 11 países europeos. Los métodos suponen que los cambios en el número reproductivo, una medida de transmisión, son una respuesta inmediata a la implementación de estas intervenciones en lugar de cambios graduales más amplios en el comportamiento. El modelo estima estos cambios calculando hacia atrás a partir de las muertes observadas a lo largo del tiempo para estimar la transmisión que ocurrió varias semanas antes, lo que permite el intervalo de tiempo entre la infección y la muerte. Una de las suposiciones clave del modelo es que cada intervención tiene el mismo efecto en el número de reproducción entre países y con el tiempo. Esto permite aprovechar una mayor cantidad de datos en toda Europa para estimar estos efectos. También significa que los resultados se basan en gran medida en los datos de países con epidemias más avanzadas e intervenciones anteriores, como Italia y España.  Se estima que, en los 11 países, entre 7 y 43 millones de personas han sido infectadas con SARS-CoV-2 hasta el 28 de marzo, lo que representa entre 1,88% y 11,43% de la población.

Según un estudio publicado este lunes por investigadores del Imperial College, en España habría entre un 3,7% (casi un millón y medio) y un 41% (19 millones) de personas infectadas, con un valor medio estimado del 15% (lo que equivaldría a la cifra de siete millones). Estas cifran la situarían como el país más afectado en Europa, con un amplio margen. Estos datos, que juegan con una horquilla muy amplia y con un intervalo de confianza del 95%, significarían que la tasa de mortalidad por coronavirus sería muy inferior a la estimada hasta ahora. Los investigadores consideran que la mayoría de casos en España habrían sido asintomáticos o con síntomas muy leves de la enfermedad.

El estudio también calcula las vidas salvadas gracias a las medidas de confinamiento tomadas en España, unas 16.000 desde el inicio del brote. Según los datos del Ministerio de Sanidad, hasta ahora han muerto 8.189 personas por coronavirus. De acuerdo con este trabajo, serían aproximadamente 24.000 fallecimientos los que se habrían producido de no haber tomado ningún tipo de intervención. El análisis del equipo muestra que, con las medidas actuales en marcha, se habrían evitado entre 21.000 y 120.000 muertes hasta el 31 de marzo en los 11 países. Sin embargo, puntualizan que se evitarán muchas más muertes si se mantienen las intervenciones hasta que la transmisión descienda a niveles bajos.

COVID-19 EN SUPERFICIES

El virus que causa la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) es estable durante varias horas o días en aerosoles y en superficies, según un nuevo estudio publicado en The New England Journal of Medicine[15][16].

Los científicos descubrieron que el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV-2) era detectable en aerosoles durante hasta tres horas, hasta cuatro horas en cobre, hasta 24 horas en cartón y hasta dos o tres días en plástico y acero inoxidable. Los resultados proporcionan información clave sobre la estabilidad del SARS-CoV-2, que causa la enfermedad COVID-19, y sugiere que las personas pueden adquirir el virus a través del aire y después de tocar objetos contaminados.

El estudio intentó imitar el virus que se deposita de una persona infectada en las superficies cotidianas de un hogar u hospital, como al toser o tocar objetos. Luego, los científicos investigaron cuánto tiempo el virus permaneció infeccioso en estas superficies. La evidencia emergente sugiere que las personas infectadas con SARS-CoV-2 podrían estar propagando el virus sin reconocer o antes de reconocer los síntomas. Esto haría que las medidas de control de enfermedades que fueran efectivas contra el SARS-CoV-1 fueran menos efectivas contra su sucesor.

A diferencia del SARS-CoV-1, la mayoría de los casos secundarios de transmisión del virus del SARS-CoV-2 parecen estar ocurriendo en entornos comunitarios en lugar de entornos de atención médica. Sin embargo, los entornos sanitarios también son vulnerables a la introducción y propagación del SARS-CoV-2, y la estabilidad del SARS-CoV-2 en aerosoles y en superficies probablemente contribuya a la transmisión del virus en entornos sanitarios.

PROTOCOLO DE PROTECCION CONTRA COVID-19

Presentamos un modelo de protocolo cuyo objetivo es contribuir a la contención y mitigación de la enfermedad, de acuerdo con las directrices marcadas por el Ministerio de Sanidad y proteger al máximo en el entorno laboral a los trabajadores.

Las pautas indicadas se basan en las indicaciones del Ministerio de Sanidad[17][18][19] y en la evidencia científica.

Para garantizar la seguridad y salud de los trabajadores, se recomienda que las empresas adopten las medidas preventivas de carácter colectivo e individual que sean indicadas por sus servicios de prevención y las autoridades sanitarias, que pueden ser las siguientes:

Organizar el trabajo para reducir el número de personas expuestas, estableciendo reglas para evitar y reducir la frecuencia y el tipo de contacto de persona a persona:

  1.        Reorganizar turnos de trabajo, o entrada de clientes o visitantes en los centros de trabajo, para evitar al máximo la proximidad y las aglomeraciones, intentando mantener una distancia interpersonal de entre 1 y 2 metros. Tener en cuenta las obligaciones específicas para esta medida en los establecimientos, transportes y actos indicados en el Real Decreto 463/2020[20].
  2.        Evitar que se mezclen turnos de trabajo para minimizar la exposición y facilitar el control de contactos estrechos ante posibles casos de COVID-19.
  3.        Priorizar el uso sistemas de comunicación digital evitando o limitando al máximo las reuniones y formación presenciales, así como los desplazamientos innecesarios: videoconferencias, videollamadas, etc. Recordar que hay aplicaciones gratuitas que cumplen esta función a través de PC y móvil.

Cuando las reuniones sean imprescindibles y no se puedan realizar por medios digitales, se tomaran las siguientes medidas:

  1.        Lavarse las manos antes y después de la reunión.
  2.        Evitar saludos y cercanía a menos de 1 metro.
  3.        Medidas de higiene respiratoria.
  4.        No compartir elementos de escritura o de oficina como bolígrafos o teclados de ordenador.
  5.        Dejar una distancia prudencial entre los asientos.

El teletrabajo podría adoptarse como medida temporal por acuerdo colectivo o individual incluso en aquellos supuestos en los que no se prevea inicialmente en el contrato de trabajo. Adecuado siempre a la legislación laboral (Estatuto de los Trabajadores[21] y Ley 31/1995[22]) y al convenio colectivo aplicable y que no suponga reducción de derechos de seguridad y salud ni una merma de derechos profesionales (salario, jornada -incluido el registro de la misma-, descansos, etc.). Teniendo en cuenta que la disponibilidad de medios tecnológicos a utilizar por parte de los trabajadores no les suponga coste alguno.

Recientemente, en el Real Decreto-ley 8/2020[23], de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, el Gobierno ha indicado de forma explícita a las empresas las consideraciones en la aplicación del teletrabajo durante la crisis sanitaria:

Artículo 5. Carácter preferente del trabajo a distancia. Las medidas excepcionales de naturaleza laboral que se establecen en la presente norma tienen como objetivos prioritarios garantizar que la actividad empresarial y las relaciones de trabajo se reanuden con normalidad tras la situación de excepcionalidad sanitaria. En particular, se establecerán sistemas de organización que permitan mantener la actividad por mecanismos alternativos, particularmente por medio del trabajo a distancia, debiendo la empresa adoptar las medidas oportunas si ello es técnica y razonablemente posible y si el esfuerzo de adaptación necesario resulta proporcionado. Estas medidas alternativas, particularmente el trabajo a distancia, deberán ser prioritarias frente a la cesación temporal o reducción de la actividad. Con el objetivo de facilitar el ejercicio de la modalidad de trabajo a distancia en aquellos sectores, empresas o puestos de trabajo en las que no estuviera prevista hasta el momento, se entenderá cumplida la obligación de efectuar la evaluación de riesgos, en los términos previstos en el artículo 16 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, con carácter excepcional, a través de una autoevaluación realizada voluntariamente por la propia persona trabajadora.

Adoptar, en caso que sea necesario, medidas específicas para las personas trabajadoras especialmente sensibles: con patología previa (hipertensión, enfermedades cardiovasculares, diabetes y enfermedad pulmonar crónica) o inmunodeprimidos.

Proporcionar información sobre medidas higiénicas y asegurarse que se aplican correctamente:

  1.        Lavarse las manos con frecuencia siguiendo las pautas de una correcta higiene de manos y durante el tiempo establecido como necesario.
  2.        No tocarse boca, nariz u ojos con las manos sin lavar.
  3.        No compartir objetos de uso personal (cubiertos, platos, bolígrafos…).
  4.        Ventilar los centros de trabajo (espacios cerrados) como mínimo 10 minutos al día.
  5.        Aplicar las medidas de higiene respiratoria: taparse con un pañuelo desechable al estornudar y toser tirando el pañuelo a continuación, si no es posible, taparse con el codo. Lavarse las manos.
  6.        La población general sana no necesita utilizar mascarillas, solo se recomiendan a personas enfermas para prevenir la transmisión del virus. Los profesionales sanitarios que pueden estar en contacto con aerosoles contaminados deben usar mascarillas con un nivel de protección alto (mínimo FFP2). También puede ser recomendable el uso de mascarilla en trabajos con exposición al público, donde se desconozca el estado de salud de las otras personas, y cuando no es posible mantener la distancia de seguridad de al menos 1 metro, teniendo en cuenta la situación actual de pandemia.
  7.        Recordar que los EPIs son de uso individual y deben emplearse y mantenerse según los procedimientos de trabajo establecidos (incluyendo su limpieza). La correcta colocación y retirada de guantes, mascarillas, etc., son fundamentales para asegurar la adecuada protección y evitar la contaminación de las manos al quitárselos.

Intensificar la limpieza y desinfección de superficies (manetas de puertas, barandillas, mesas, grifos, lavabos…), especialmente de zonas comunes o de uso compartido. Así como realizar limpieza, entre turnos, de los puestos de trabajo compartidos.

Se recomienda colocar o publicar información visual (carteles, folletos, etc.) en lugares estratégicos (entradas a edificios, aseos, vestuarios, etc.) o vía web para proporcionar instrucciones sobre el coronavirus, higiene de manos e higiene respiratoria. La empresa debe proporcionar el material higiénico necesario para llevarla a cabo (agua y jabón, toallas de papel desechable…).

Por último, se recomienda a las empresas elaborar planes de contingencia contemplando los posibles escenarios en función de la evolución de la pandemia y el impacto sobre su actividad, teniendo siempre presente el principio de preservar en todo momento la seguridad y salud de los trabajadores.

Se recomienda colocar o publicar información visual (carteles, folletos, etc.) en lugares estratégicos (entradas a edificios, aseos, vestuarios, etc.) o vía web para proporcionar instrucciones sobre el coronavirus, higiene de manos e higiene respiratoria. La empresa debe proporcionar el material higiénico necesario para llevarla a cabo (agua y jabón, toallas de papel desechable…).

Por último, se recomienda a las empresas elaborar planes de contingencia contemplando los posibles escenarios en función de la evolución de la pandemia y el impacto sobre su actividad, teniendo siempre presente el principio de preservar en todo momento la seguridad y salud de los trabajadores.

LIMPIEZA DE SUPERFICIES PARA PREVENIR LA INFECCION POR COVID-19

Actualmente no se dispone de información exacta del tiempo de permanencia en superficie del nuevo COVID-19 (nombre científico SARS-CoV-2), sin embargo sí se conoce el de otros coronavirus como SARS y MERS[24].

La supervivencia de COVID-19 depende del tipo de superficie y de las condiciones de temperatura y humedad. Un estudio[25] reciente resume que las transmisiones de persona a persona se han descrito con tiempos de incubación de entre 2 y 10 días, lo que facilita su propagación a través de gotas, manos o superficies contaminadas. La revisión de la literatura revela que los coronavirus humanos pueden persistir en superficies inanimadas (a unos 20º C) por hasta 9 días. La supervivencia en metal, madera, plástico, cristal y papel es de 4-5 días. Los expertos consideran que las superficies lisas y no porosas son mejores para la supervivencia de los virus. El virus se puede inactivar eficientemente mediante procedimientos de desinfección de superficie con etanol al 62-71%, peróxido de hidrógeno al 0,5% o hipoclorito de sodio al 0,1% en 1 minuto. Otros agentes biocidas como el cloruro de benzalconio al 0,05–0,2% o el digluconato de clorhexidina al 0,02% son menos efectivos.

Según el estudio anterior, no se encontró información sobre la transmisión de los coronavirus de las superficies contaminadas a las manos. Sin embargo, hay datos sobre el virus de la gripe A que indican que un contacto de 5 segundos puede transferir el 31,6% de la carga viral a las manos.  China también ha publicado un estudio sobre el SARS-CoV-2 donde indica que la permanencia es superior a la que se esperaba, de varios días. Los resultados sugieren que el virus podría permanecer con capacidad de infección durante ese tiempo en picaportes, teclados de ordenador, elementos del transporte público, teléfonos móviles, o juguetes.  Suspendido en el aire, el patógeno tiene una vida media de tres horas[26].

The Lancet se hace eco de un estudio en el que se aborda cómo se transmite el coronavirus Covid-19 y cuánta duración debe tener la exposición al mismo para que se produzca el contagio, basándose en el caso del paciente cero de Estados Unidos. En conclusión, el estudio sugiere que "la transmisión de persona a persona del SARS-CoV-2 podría ser más probable a través de la exposición prolongada sin protección a un individuo con COVID-19 sintomático"[27].

El Ministerio de Sanidad ha actualizado el listado de productos que se encuentran autorizados para desinfectar superficies y plásticos para combatir el coronavirus Covid-19[28]. Las autoridades sanitarias han añadido un total de 65 nuevos productos virucidas que pueden ser utilizados para limpiar todas las superficies en las que puede resistir el coronavirus. La limpieza e higiene son dos medidas muy importantes para hacer frente a la pandemia de coronavirus y, junto con el confinamiento, pueden evitar un mayor número de contagios de Covid-19.

Estos son los 65 nuevos virucidas autorizados por Sanidad:

  1.        Descol
  2.        Limoseptic SF
  3.        Total Shock SF
  4.        Terminal Forte SR
  5.        Bioquell HPV-AQ
  6.        Medipal Chlorine Disinfectant Wipes
  7.        Rely+On Virkon
  8.        Limoseptic SF
  9.        Total Shock SF
  10.    Nebul Ald
  11.    Terminal Fprte Sr
  12.    Durox Lrd
  13.    Deptil Ls4
  14.    Solquat total
  15.    Perfo Grid
  16.    Dybac Nt2g
  17.    Surefoam Vf62
  18.    Wa 520 Bf
  19.    Bioquell Hpv-Aq
  20.    Germosan Nor Bp4
  21.    Dexacide Sb7
  22.    Sanosil S010
  23.    Deterk
  24.    Dalcal Basic
  25.    Dalcal
  26.    DD 499 Desinfectante de Superficies Ámbito Sanitario
  27.    Sanosil S010 HC Desinfectante de Superficies Ámbito Sanitario
  28.    Meliseptol Foam Pure Desinfectante de Superficies Ámbito Sanitario
  29.    Oxivir H + Spray Desinfectante de Superficies Ámbito Sanitario
  30.    Oxivir Excel Foam H + Desinfectante de Superficies Ámbito Sanitario
  31.    Oxivir Excel H + Desinfectante de Superficies Ámbito Sanitario
  32.    Oxivir H + JFlex Desinfectante de Superficies Ámbito Sanitario
  33.    Oxivir H + Desinfectante de Superficies Ámbito Sanitario
  34.    Taski Sprint H-100 Desinfectante de Superficies Ámbito Sanitario
  35.    Vrikon Desinfectante de Superficies en el Ámbito Sanitario
  36.    Limoseptic SF Desinfectante de Superficies de contacto directo Ámbito Sanitario
  37.    Limoseptol Plus Desinfectante de superficies ámbito sanitario
  38.    Terminal Forte SR Desinfectante de Superficies Ámbito Sanitario
  39.    Total Shock SF por Vía Aérea Desinfección de Superficies Ámbito Sanitario
  40.    Bacterisan BP4 Desinfectante de Superficies Ámbito Sanitario
  41.    Bacterisan BP7 Desinfectante de Superficies Ámbito Sanitario
  42.    Clorsan Desinfectante de Superficies Ámbito Sanitario
  43.    Sanit Nebul ALD Desinfectante de Superficies Ámbito Sanitario
  44.    Sanit Desinfect Desinfectante de Superficies para Ámbito Sanitario
  45.    Solquat Total Desinfectante de Superficies Ámbito Sanitario
  46.    Solquat QUICK Desinfectante de Superficies Ámbito Sanitario
  47.    Solquat  PREMIUM Desinfectante de Superficies Ámbito Sanitario
  48.    Clorgel Desinfectante de Superficies en el Ámbito Sanitario
  49.    Vaprox Desinfectante de Superficies Ámbito Sanitario
  50.    Novamed Vir Solución Antiséptico de Piel Sana
  51.    HD 410 Desinfección De Manos Antiséptico para Piel Sana
  52.    Spirigel Complete Antiséptico para Piel Sana
  53.    Sanytol Gel Antiséptico para Piel Sana
  54.    Anios Gel 800 Antiséptico para Piel Sana
  55.    Manusept Soft Antiséptico para Piel Sana
  56.    Sterillium Med Antiséptico para Piel Sana
  57.    Sterillium Antiséptico para Piel Sana
  58.    Sterillium Clasic Pure Antiséptico para Piel Sana
  59.    Sterillium Gel Antiséptico para Piel Sana
  60.    Manorapid RFU Antiséptico para Piel
  61.    OP Sept Basic Antiséptico de Piel Sana
  62.    Sure Antibac Foam Hand Wash Free
  63.    Sure Antibac Hand Wash
  64.    Sure Antibac Hand Wash Free
  65.    Sure Instant Hand Sanitizer

ACTITUD ANTE UN TRABAJADOR CON COVID-19

¿Qué debemos hacer si un trabajador ha sido diagnosticado o presenta síntomas de COVID-19?

Los servicios de salud están clasificando actualmente los casos del siguiente modo:

  1.        Caso confirmado: caso que cumple criterio de laboratorio para SARS-CoV-2 positivo.
  2.        Caso probable: caso cuyos resultados de laboratorio para SARS-CoV-2 no son concluyentes.
  3.        Caso descartado: caso cuyos resultados de laboratorio para SARS-CoV-2 son negativos.
  4.        Caso posible: caso con infección respiratoria aguda leve sin criterio para realizar test diagnóstico.

En la situación de pandemia actual y el estado de alarma decretado, los casos confirmados, probables y posibles se tratan de forma similar.

A las personas que presenten síntomas leves se les indicará que contacten con sus servicios de salud o los teléfonos habilitados dependiendo de los protocolos establecidos en cada CCAA. En los casos posibles, se indicará aislamiento domiciliario. El aislamiento se mantendrá hasta transcurridos 14 días desde el inicio de los síntomas, siempre que el cuadro clínico se haya resuelto. El seguimiento y el alta serán supervisados por su médico de atención primaria o de la forma que se establezca en cada comunidad autónoma.

Los casos probables o confirmados, siempre que los síntomas lo permitan, realizarán aislamiento domiciliario con monitorización de su situación clínica, al menos durante 14 días desde que aparecieron los síntomas.

Contacto estrecho con casos posibles, probables y confirmados: Se considera contacto estrecho o Cualquier persona que haya proporcionado cuidados a un caso probable o confirmado mientras el caso presentaba síntomas: trabajadores sanitarios que no han utilizado las medidas de protección adecuadas, miembros familiares o personas que tengan otro tipo de contacto físico similar. o Personas que hayan estado en el mismo lugar que un caso mientras el caso presentaba síntomas a una distancia menor de 2 metros durante un tiempo de al menos 15 minutos. No se hará un seguimiento activo de los contactos estrechos, únicamente se les indicará realizar cuarentena domiciliaria durante 14 días. Las autoridades sanitarias podrán valorar situaciones individuales que requieran otro tipo de recomendación. Si durante los 14 días posteriores a la exposición el contacto desarrollara síntomas y la situación clínica lo permite, deberá hacer autoaislamiento inmediato domiciliario y contactar con los servicios de atención primaria según se haya establecido en los protocolos de cada CCAA. Los servicios de prevención de riesgos laborales serán los encargados de establecer los mecanismos para la investigación y seguimiento de los contactos estrechos en el ámbito de sus competencias, de forma coordinada con las autoridades de salud pública. El seguimiento y manejo de los profesionales sanitarios se establece en un procedimiento específico. No se realizarán pruebas diagnósticas para coronavirus de rutina en los contactos. ·

Es por tanto IMPORTANTE que las empresas con un caso posible, probable o confirmado elaboren un listado de todas aquellas personas (trabajadores, clientes, proveedores, etc.) que hayan podido mantener un contacto cercano con el trabajador afectado. La actuación se debería hacer de forma coordinada con Salud Pública de la CAAA. Por lo que recomendamos ponerse en contacto previamente con el centro de referencia de salud pública de la CCAA[29] o bien con el 112, a fin de dar los pasos adecuados y de forma coordinada.

NOTA: Se deberá prestar especial atención a la comunicación de contactos estrechos y a la comunicación general interna a trabajadores por si hubiera personal especialmente sensible con patología previa (hipertensión, enfermedades cardiovasculares, diabetes y enfermedad pulmonar crónica) o inmunodeprimidos, aconsejándoles que se pongan en contacto con el servicio público de salud para que valoren su caso especial.

Recomendamos también la ventilación, limpieza y desinfección de la zona de trabajo del trabajador con COVID-19 confirmado. A tener en cuenta que actualmente se está estudiado el tiempo de permanencia en superficie de este virus (presumiblemente días), por lo que las medidas de limpieza indicadas tienen en cuenta el principio de máxima precaución. Las indicaciones generales a aplicar serian:

  1.        La persona encargada de la limpieza deberá protegerse con guantes desechables. A tener en cuenta que, en condiciones de ventilación normal y como la persona afectada no está presente, no sería necesaria mascarilla; sin embargo, si está disponible, se puede valorar su uso para mayor tranquilidad del personal de limpieza así como el uso de bata desechable.
  2.        Las superficies que puede haber tocado el trabajador con frecuencia (mesa, teclado ordenador y ratón, teléfono, manetas de puerta, etc., se recomienda preguntar a la persona si es posible), las superficies del baño y el inodoro deberán ser limpiadas con material desechable y desinfectadas con un desinfectante doméstico que contenga lejía al 5% a una dilución 1:50 (1 parte de lejía y 50 partes de agua) preparado el mismo día que se va a utilizar, o bien con otro desinfectante. Limpiar con paño humedecido, no emplear espray para evitar aerosoles.
  3.        Todo aquel material que NO puede ser limpiado fácilmente (papeles, materiales porosos, material de escritorio, etc.), recomendamos que se coloque en una caja precintada.
  4.        Si existe comedor o zona de office: Los cubiertos, vasos, platos y demás utensilios reutilizables se lavarán con agua caliente y jabón o preferiblemente en el lavavajillas.
  5.        Las bolsas de plástico con todos los residuos que puedan haber estado en contacto con la persona afectada o derivados de esta limpieza, (incluidos guantes desechables etc.) se deberá cerrar herméticamente. Esta bolsa se introducirá dentro de una segunda bolsa que se cerrará también herméticamente, y podrá descartarse con el resto de los residuos domésticos
  6.        Antes y después de realizar la limpieza y eliminación de residuos se deberá realizar higiene de manos.
  7.        NOTA: En caso de que la limpieza la tengan subcontratada debería activarse la Coordinación de Actividades Empresariales (CAE).

 

 

 

[1] World Health Organization. Infection prevention and control of epidemic- and pandemic-prone acute respiratory infections in health care. Geneva: World Health Organization, 2014.

[2] Li Q, Guan X, Wu P, et al. Early transmission dynamics in Wuhan, China, of novel coronavirus-infected pneumonia. N Engl J Med 2020; March 26, 2020 vol. 382 no. 13.

[3] Chan J, Yuan S, Kok K et al. A familial cluster of pneumonia associated with the 2019 novel coronavirus indicating person-to-person transmission: a study of a family cluster. Lancet 2020 Vol 395 February 15, 2020.

[4] Burke RM, Midgley CM, Dratch A, Fenstersheib M, Haupt T, Holshue M,et al. Active monitoring of persons exposed to patients with confirmed COVID-19 — United States, January–February 2020. MMWR Morb Mortal Wkly Rep. 2020 https://www.cdc.gov/mmwr/volumes/69/wr/mm6909e1.htm

[5] World Health Organization. Report of the WHO-China Joint Mission on Coronavirus Disease 2019 (COVID-19) 16-24 February 2020 [Internet]. Geneva: World Health Organization; 2020.

[6] Huang C, Wang Y, Li X, et al. Clinical features of patients infected with 2019 novel coronavirus in Wuhan, China. Lancet 2020; 395: 497–506.

[7] Liu J, Liao X, Qian S, Yuan J, Wang F, Liu Y, Wang Z, Wang FS, Liu L, Zhang Z. Community Transmission of Severe Acute Respiratory Syndrome Coronavirus 2, Shenzhen, China, 2020. Emerg Infect Dis. 2020 Jun 17;26(6). https://wwwnc.cdc.gov/eid/article/26/6/20-0239_article

[8] World Health Organization. Report of the WHO-China Joint Mission on Coronavirus Disease 2019 (COVID-19) 16-24 February 2020 [Internet]. Geneva: World Health Organization 2020.

[9] Zhang Y, Chen C, Zhu S et al. [Isolation of 2019-nCoV from a stool specimen of a laboratory-confirmed case of the coronavirus disease 2019 (COVID-19)]. China CDC Weekly. 2020;2(8):123–4. (In Chinese).

[10] Ong SW, Tan YK, Chia PY, Lee TH, Ng OT, Wong MS, et al. Air, surface environmental, and personal protective equipment contamination by severe acute respiratory syndrome coronavirus 2 (SARS-CoV-2) from a symptomatic patient. JAMA. 2020.

[11] Cheng VCC, Wong SC, Chen JHK, Yip CCY, Chuang VWM, Tsang OTY, Sridhar S, Chan  JFW, Ho PL, Yuen KY. Escalating infection control response to the rapidly evolving epidemiology of the Coronavirus disease 2019 (COVID-19) due to SARS-CoV-2 in Hong Kong. Infect Control Hosp Epidemiol. 2020 Mar 5:1-24.

[12] WHO. Modes of transmission of virus causing COVID-19: implications for IPC precaution recommendations. Scientific brief 29 March 2020.

[13]https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/technical-guidance/infection-prevention-and-control

[14] Imperial College COVID-19 Response Team. Estimating the number of infections and the impact of non-pharmaceutical interventions on COVID-19 in 11 European countries. 30 March 2020.

[15] van Doremalen N, Morris DH, Holbrook MG, Gamble A, Williamson BN, Tamin A, Harcourt JL, Thornburg NJ, Gerber SI, Lloyd-Smith JO, de Wit E, Munster VJ. Aerosol and surface stability of HCoV-19 (SARS-CoV-2) compared to SARS-CoV-1. The New England Journal of Medicine.  Downloaded from nejm.org on March 27, 2020.

[16] Supplementary Appendix provided by the authors to give readers additional information about their work. DOI: 10.1056/NEJMc2004973.

[17] Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias. Documento técnico: Manejo domiciliario del COVID-19. Versión del 17 de marzo de 2020.

[18] Subdirección General de Sanidad Ambiental y Salud Laboral. Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación. Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al SARS‐CoV‐2. 30 de marzo de 2020.

[19] Ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta. Procedimiento de actuación frente a casos de infección por el nuevo coronavirus (SARS-CoV-2). Actualizado a 31 de marzo de 2020.

[20] Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

[21] Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores.

[22] Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de Riesgos Laborales.

[23] Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19.

[24] Castañeda NJL, Ordoñez OJ. La supervivencia de los gérmenes intrahospitalarios en superficies inanimadas. Revista de Enfermedades Infecciosas en Pediatría 2014 Vol. XXVII Núm. 107.

[25] Kampf G, Todt D, Pfaender S, Steinmann E. Persistence of coronaviruses on inanimate surfaces and their inactivation with biocidal agents. Journal of Hospital Infection, Volume 104, Issue 3, 246 – 251.

[26] Kampf G. Potential role of inanimate surfaces for the spread of coronaviruses and their inactivation with disinfectant agents. Infection Prevention in Practice 2020  Volume 2, Issue 2, 100044.

[27] Ghinai I, McPherson TD, Hunter JC, Kirking HL, Christiansen D, Joshi K, Rubin  R, Morales-Estrada S, Black SR, Pacilli M, Fricchione MJ, Chugh RK, Walblay KA, Ahmed NS, Stoecker WC, Hasan NF, Burdsall DP, Reese HE, Wallace M, Wang C, Moeller D, Korpics J, Novosad SA, Benowitz I, Jacobs MW, Dasari VS, Patel MT, Kauerauf J, Charles EM, Ezike NO, Chu V, Midgley CM, Rolfes MA, Gerber SI, Lu X,  Lindstrom S, Verani JR, Layden JE; Illinois COVID-19 Investigation Team. First known person-to-person transmission of severe acute respiratory síndrome coronavirus 2 (SARS-CoV-2) in the USA. Lancet. 2020 Mar 13. pii: S0140-6736(20)30607-3.

[28]https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/Listado_virucidas.pdf

[29]https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCovChina/telefonos.htm

17 de Marzo de 2020

¿QUÉ SABEMOS HASTA AHORA SOBRE EL NUEVO TIPO DE ENFERMEDADES RESPIRATORIAS RELACIONADAS CON EL VIRUS?

El nuevo tipo de trastorno del tracto respiratorio COVID-19 se basa en una infección con el nuevo tipo de coronavirus (SARS-CoV-2), de acuerdo con el estado actual del conocimiento. El conocimiento sobre los métodos exactos de transmisión de este coronavirus es aún limitado. Sin embargo, el método de transmisión de otros coronavirus estrechamente relacionados es bien conocido. Los diferentes tipos de coronavirus suelen desencadenar resfriados convencionales en humanos. Además, otros coronavirus, como los coronavirus SARS y MERS, se han producido en el pasado y han dado lugar a graves trastornos del tracto respiratorio. Los principales órganos diana del coronavirus en humanos son los órganos del tracto respiratorio. El método de transmisión más importante es una "infección por gotitas", donde los humanos o animales emiten coronavirus en el aire a través de gotitas y luego los inhalan. También se pueden transmitir diferentes patógenos del tracto respiratorio a través de infecciones de manchas. En esos casos, los patógenos ubicados en las manos ingresan a las membranas mucosas de la nariz o los ojos, donde pueden provocar una infección[1][2].

¿HAY OTROS POSIBLES MÉTODOS DE TRANSMISIÓN?

Actualmente no hay casos que hayan mostrado evidencia de que los humanos sean infectados con el nuevo tipo de coronavirus por otro método, como el consumo de alimentos contaminados o importados. Tampoco hay informes conocidos para otros coronavirus sobre infecciones debidas a alimentos o contacto con superficies secas. Sin embargo, la transmisión a través de superficies que recientemente han sido contaminadas con virus es posible a través de infecciones de manchas. Sin embargo, esto solo es probable que ocurra durante un corto período después de la contaminación, debido a la estabilidad relativamente baja de los coronavirus en el medio ambiente[3].

¿PUEDEN LOS PRODUCTOS IMPORTADOS DE REGIONES DONDE LA ENFERMEDAD SE HA PROPAGADO SER FUENTES DE INFECCIÓN EN HUMANOS?

Debido a los métodos de transmisión registrados hasta el momento, y la relativamente baja estabilidad ambiental de los coronavirus, es poco probable que los productos importados, tales como alimentos importados puedan ser fuentes de infección con el nuevo tipo de coronavirus, según el estado actual del conocimiento.

Los estudios evaluados, que se centran en los patógenos del coronavirus SARS y el coronavirus MERS, mostraron, por ejemplo, que los virus pueden persistir en las superficies y permanecer infecciosos a temperatura ambiente hasta por nueve días. En promedio, sobreviven entre cuatro y cinco días. La baja temperatura y la alta humedad del aire aumentan aún más su vida útil. Las pruebas con varias soluciones de desinfección mostraron que los agentes basados ​​en etanol, peróxido de hidrógeno o hipoclorito de sodio son efectivos contra los coronavirus. Si estos agentes se aplican en concentraciones apropiadas, reducen el número de coronavirus infecciosos en cuatro llamados pasos de registro en un minuto: esto significa, por ejemplo, de un millón a solo 100 partículas patógenas. Si se usan preparaciones basadas en otros ingredientes activos, se debe demostrar que el producto es al menos efectivo contra virus envueltos ("actividad viricida limitada"). Como regla, esto es suficiente para reducir significativamente el riesgo de infección. Los expertos suponen que los resultados de los análisis de otros coronavirus son transferibles al nuevo virus[4].

¿CÓMO PODEMOS PROTEGERNOS DE SER INFECTADOS POR EL VIRUS A TRAVÉS DE ALIMENTOS Y PRODUCTOS?

Aunque es poco probable que el virus se transmita a través de alimentos contaminados o productos importados, las reglas generales de higiene diaria, como el lavado regular de manos y las reglas de higiene para la preparación de alimentos deben observarse al manipularlos. Como los virus son sensibles al calor, el riesgo de infección también se puede reducir calentando los alimentos[5].

¿PUEDEN LOS CORONAVIRUS SOBREVIVIR Y PERMANECER INFECCIOSOS EN SUPERFICIES FIJAS Y SECAS, FUERA DE LOS ORGANISMOS HUMANOS O ANIMALES?

La estabilidad de los coronavirus en el medio ambiente depende de varios factores, como la temperatura, la humedad del aire y las condiciones de la superficie, así como las cepas de virus específicas y la cantidad de virus. En general, los coronavirus humanos no son particularmente estables en superficies secas. La inactivación en condiciones secas generalmente ocurre dentro de un período de unas pocas horas a unos pocos días. Sin embargo, actualmente todavía no hay datos más específicos sobre el nuevo tipo de coronavirus (SARS-CoV-2).

¿SE PUEDEN TRANSMITIR LOS CORONAVIRUS DE LOS ANIMALES A LOS HUMANOS?

Esencialmente, es posible que los animales infectados emitan coronavirus al medio ambiente a través de su aliento o excreciones. Por lo tanto, también es concebible que los humanos puedan infectarse de esta manera en contacto cercano. Todavía no se sabe exactamente si los animales han representado una fuente de infección para la epidemia en China, aunque se sospecha que el virus se originó en animales salvajes[6].

¿CUÁL ES EL PAPEL DEL DINERO EN LA PROPAGACIÓN DE COVID-19?

Según los expertos, el dinero no es un modo primario de transmisión del coronavirus, sin embargo, es posible transferir el virus al tocar una superficie contaminada y luego tocar la boca, la nariz o los ojos. Se alienta a los empleados a lavarse las manos adecuadamente a menudo durante todo el día, incluso después de manipular dinero, y siempre antes de comer o tocarse los ojos, la nariz y la boca[7].

¿PUEDE UNA PERSONA SIN SÍNTOMAS HACERSE LA PRUEBA? ¿QUÉ SUCEDE SI SE LES HA PEDIDO QUE SE AÍSLEN POR 14 DÍAS PORQUE CUMPLEN CON LA DEFINICIÓN DE CONTACTO CERCANO CON ALGUIEN QUE PODRÍA TENER COVID-19?

En este momento, no se recomienda realizar pruebas para personas sin síntomas porque es difícil interpretar resultados negativos. Si alguien ha estado expuesto pero aún no está enfermo, puede ser demasiado temprano para detectar el virus. Además, un resultado negativo no disminuiría el período de aislamiento. Si la autoridad de salud indica aislamiento, deben completarse los 14 días completos para ayudar a garantizar que limitemos la propagación del virus en nuestra comunidad.

 [1] https://www.efsa.europa.eu/en/news/coronavirus-no-evidence-food-source-or-transmission-route

[2] https://www.who.int/csr/don/05-january-2020-pneumonia-of-unkown-cause-china/en/

[3] https://www.who.int/csr/don/12-january-2020-novel-coronavirus-china/en/

[4] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/32035997

[5] https://www.bfr.bund.de/en/can_the_new_type_of_coronavirus_be_transmitted_via_food_and_toys_-244090.html

[6] https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019

[7] https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/prepare/transmission.html

 

Prof Dr Javier Morán

Socio Director de Food Consulting.

Catedrático de Innovación Alimentaria de la UCAM